Tipos de alopecia

Tipos de alopecia

La alopecia es uno de los mayores temores de cualquier persona, sobre todo de los hombres. El pelo es un elemento clave de nuestro estilo y a muchos de nosotros no nos gustaría ser calvos. Pero ¡no todas las alopecias son iguales! Una persona calva puede serlo debido a muchos factores diferentes o a una combinación de ellos. Por tanto, es importante entender a qué se debe la alopecia, para ser capaces de discernir si se puede evitar, retrasar o tratar.

En este artículo vamos a repasar los diferentes tipos de alopecia que se pueden sufrir.

Alopecia androgenética

La más común en nuestros días, y la que afecta sobre todo a los hombres. Se trata de la pérdida de pelo debido a factores genéticos. Lo que ocurre es que hay una serie de hormonas y proteínas que reducen el número de folículos pilosos, además de hacer más fino el cabello. Esto lleva a la calvicie tan habitual que conocemos y que sufren nuestros padres o abuelos.

Es mucho más común en hombres que en mujeres, ya que para los hombres, basta con tener un gen que determine la calvicie (puede proceder del padre o de la madre), mientras que para que una mujer sea calva necesita tener los dos genes afectados (tanto el del padre como el de la madre).

La buena noticia es que hoy existe un test genético que permite predecir la predisposición a sufrir alopecia androgenética, así que se puede empezar a prevenir mucho antes de que aparezca. Si crees que puede ser tu caso, no dudes en hacerte el test.

Alopecia difusa

En este caso no hablamos de calvicie total, sino de una pérdida progresiva y generalizada del cabello, que adquiere aspecto lacio y escaso. Además, afecta por igual a hombres y a mujeres.

Las causas de esta pueden ser muchas: hormonales (por ejemplo, por problemas endocrinos), debido a algunos medicamentos (como quimioterapia, algunos anticoagulantes, algunos anticonceptivos…), o enfermedades.

Todos estos factores lo que hacen es debilitar el pelo, de tal forma que este crece más fino, quebradizo y posteriormente se cae. Así, se clasifica como otro tipo más de alopecia.

Si la sufres o crees que podrías estasr sufriéndola, te recomendamos que acudas al médico, puesto que podría ser síntoma de alguna enfermedad grave. Por otro lado, se podría solucionar fácilmente bien cambiando la medicación que estés tomando o bien empezando a tomar una nueva. Además, no olvides que una dieta sana y equilibrada es esencial para mantener tu cabello sano y lustroso.

Alopecia areata

Es bastante menos común, y se caracteriza porque el cabello se pierde en forma de calvas o parches por el cuero cabelludo. Esto ocurre de repente, es decir, se pueden perder mechones de golpe, y también es común que llegue a alopecia completa.

El desarrollo es muy difícil de predecir, puesto que no en todos los casos va a implicar una calvicie total. Hay veces en las que hay una regresión y el pelo vuelve a salir en un tiempo, mientras que en otros ya es irrecuperable.

Tampoco se conoce la causa, sí se sabe que hay una inflamación del folículo piloso y que luego aparece una cicatricación. Esto provoca que se pierda el pelo, aunque como hemos mencionado, a veces se recupera espontáneamente. Se sabe que hay personas más predispuestas a padecerla (está en los genes), pero también puede aparecer tras un embarazo, traumatismo, enfermedad…etc. Si detectas este tipo de alopecia, no dudes en ir al médico, puesto que puede estar indicando una enfermedad más grave.

Otros tipos de alopecia

Existen otros tipos variados de alopecia, por ejemplo, la cicatricial que aparece cuando se ha destruido el folículo piloso. Esto es común tras quemaduras o heridas, y lo podemos observar en todas las partes de nuestro cuerpo, aunque en cabeza (y cara en el caso de los hombres) es mucho más notorio.

Por otro lado, si el cabello ha sido maltratado (por peinado agresivo, tratamiento químico, moños muy tensos…etc) puede aparecer alopecia traumática, donde el pelo cae por una agresión.

Finalmente, existe la foliculitis, esto es, una inflamación de los folículos, de la cual existen diversos tipos y que hace que al final no se pueda producir pelo.

Para más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, te asesoraremos y te ayudaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *